¿Cómo pudiste?

¿Cómo me pudiste engañar de esa forma? ¿Cómo pudiste hacerte pasar por la misma chica que eras hace tres años? Pero no, la culpa no fue tuya, sino mía. ¿Cómo pude creer yo que esa sonrisa era sincera? ¿Cómo pude creer que volvías a ser tú? La amiga que conocí se perdió hace tiempo y creo que jamás volverá. Pero aquella tarde, sentadas en el parque prediciendo que las primeras brisas otoñales llegarían de un momento a otro, me sonreíste como antaño, me hablaste como cuando éramos pequeñas y por un momento, un fugaz momento en el que una hoja caía de su árbol y se posaba entre nosotras, me miraste y creí ver en tu mirada un atisbo de verdad, un brillo de inocencia que solo tenías antes de que te corrompieran. Pero ese momento pasó, porque el tiempo es efímero y de repente ese brillo se apagó, tu sonrisa se convirtió en tu ya habitual mueca de desprecio, te levantaste y te fuiste a comprar tabaco. Desde entonces creo que nunca jamás he vuelto a ver a mi amiga, a mi hermana, a mi confidente o a lo que quedaba de ella.

Aunque aún sigo esperando a verla cruzando los pasillos entre clase y clase o a encontrarla mirando por la ventana, y todos los días la busco, pero jamás la encuentro, y ya me estoy cansando de esperar.

Estoy empezando a pensar que ella jamás volverá.

4 comentarios :

Aileen dijo...

Ole, ole y ole!!

Me ha encantado, tú sabes que el tema de las preguntas me fascina, jeje.

Quiero otro relato: ¡YA!

Un besazo, y sigue escribiendo así de bien ^^

.Aileen.

Ithilwen dijo...

Danke Ayl ^^

Pero creo que sabes que escribes mejor que yo (los relatos sobre todo) así que a lo de "Quiero otro relato: ¡YA!" te voy a responder: ¡¡IDEM!! o si no me enfado, no respiro y me convierto en pera =)

Ana dijo...

Algunas personas sólo son capaces de hacer daño a otras con su falsedad.
Un relato muy bonito.
¡Un beso!

Ithilwen dijo...

Si, y si la que te lo hace era tu mejor amiga duele mucho más...

Gracias Ana ^^

Muaaak!