Esther

En la celda solo había una ventana, una diminuta ventana por donde asomaba un pequeño pedacito de cielo, tan pequeño que solamente podía ver una estrella. Esa estrella estaba entre dos barrotes y era distante, fría, hermosa y con luz propia, como mi Esther.

La miro por las noches antes de dormir y hablo con ella para que no se sienta sola en ese inmenso cielo, pero ella nunca responde. Tampoco esperaba que lo hiciera, las estrellas no deben hablar.

Ella era mi princesa, mi niña, mi estrella, y ahora no sé absolutamente nada de ella. Sólo sé que cuando deje de brillar en el cielo habré perdido a Esther para siempre, y en ese momento mi vida dejará de tener sentido.

Ithilwen <3

6 comentarios :

Anónimo dijo...

SUPER FABUU!!!....que bonito!!

Ithilwen dijo...

Gracias Anónimo ^^ ¿Tú eres famoso o algo? Tu nombre me suena mucho xD

Gracias por pasarte E! :)

Sara López Moreno dijo...

Me ha gustado mucho, escribes muy bien. Con tu permiso, me alío a tu lista de seguidores para leerte más a menudo.
Saludos,
Sara.

Ithilwen dijo...

Gracias por comentar ^^ y gracias por seguirme, Sara :D

Besos!

Sawako dijo...

Eeeeh yo también te sigo eh eh Vic? ¡No conseguirás sacar a tu novia loca del saco!
Nada, precioso aunque triste, muy bonito. Me encanta, y lo de la estrella... fabuloso.
Opino que aún puedes escribir mejor, aun no has alcanzado la macro-magia del relatista, pero la rozas con la punta de las zapatillas de ballet xD. En serio, escribes de miedo y aunque aún te quede, a mí me encantas y estoy segura de que si te publicasen a ti sería mucho mejor que toda la mierda que hay ahora.
En serio sigue así eh tía? Me encanta, tú escribe y escribe porque eres de lo mejor. Piensa que, aunque no comente, siempre te habré leído ok? Es que es difícil expresar todo lo que me haces sentir con las teclas del ordenador ^^
Te sigo! Y preciosa la imagen... :)

Ithilwen dijo...

Danke Sol!! eres un Sol!! xD ahora entiendo por qué te llamaron así xD


Muaak!